Chile: una loca geografía

*****************************************************************************

Tal vez para un chileno se entienda la peculiaridad de un país con forma de espada, que casi se desintegra en su avance hacia el sur, y que nace en el Altiplano y llega hasta las aguas antárticas.  Pero para un extranjero esta loca geografía es asombrosa en más de un aspecto.

Somos una geografía humana, social, y también física y material.  Nuestras selvas y bosques, nuestras minas y campos se entrelazan, las diferentes costas nortinas y los litorales sureños, como así mismo la visión de las imponentes montañas y volcanes de un extremo a otro, unidos a los suaves lomajes de las colinas.  Los ríos chilenos, a veces hilos de agua posibles de cruzar de una zancada, y otras veces causes caudalosos donde casi no se avista la otra orilla, también han sido capturados. Y también el paisaje humano, la persona que habita y experimenta a Chile, en sus distintos arquetipos, nortinos, central y sureño.

 

A través de los poemas de nuestros dos premios Nobel de Literatura, Gabriela Mistral y Pablo Neruda, confluyen la poesía femenina y la poesía masculina, la poesía del norte y sur, el polvillo reseco y la lluvia perenne. Dos estilos de poesía, en las cuales se buscó al amante o la amada, se ansió la materia, se poetizó el paisaje, se luchó con el tiempo.

Gabriela Mistral define a Chile como un “país de ausencia”, caracterizado por la carencia por las cosas que allí se han perdido; Pablo Neruda en cambio, lo llama “el cometa marino”, integrando lo cósmico y lo oceánico, lo sideral y lo terrestre, en una sola imagen.  Se trata de dos imaginarios diferentes, uno nortino y otro sureño; uno del páramo y otro vegetal; uno soleado y otro lluvioso.  Así es nuestra geografía poética, de los septentrional al austral.

La Cordillera de los Andes es vista por la Mistral como un “espaldar de fuego”, y agrega, “la patria de piedra”, enfatizando lo telúrico y lo lítico,  mientras que Neruda define como las “mil torres” de las cordilleras desdentadas”.  Esta columna vertebral es el objeto más grandioso que compartimos todos los chilenos, junto al océano, naturalmente.

En la visión que ambos poetas tienen del norte del país se destacan las faenas mineras, la presencia del desierto, el calor, la sequedad, la falta de vegetación.  La vida la ponen los oasis vivientes que son los seres humanos, los chilenos del norte, altiplánicos y andinos, pacíficos y morenos, reconcentrados y serenos, en su asemejarse de piedra con el contorno: “peñas arrobadas”, como dice Gabriela Mistral.

Para Pablo, “el Océano Pacífico se salía del mapa”.  Desbordaba como gigante los espacios, un “mar mugidor”, para Gabriela.  Y en el mar está la Isla de Pascua, la rosa separada nerudiana, “el ombligo del mar grande”.  Un Chile isleño, con una cultura diversa, hablándonos del Pacífico, océano que marca nuestro clima, nuestra sensación térmica cotidiana.

Y aquí está también Valparaíso, “pulga” y “diamante”, como señala Neruda, “encendido y rumoroso, espumoso y meretricio”, un planeta puerto hecho de cosmos, de bares y estrellas de mar, de jolgorio nocturno y espuma vibrante, hogar de una de las casas del poeta. 

No es chileno quien no lleve en sus corvas siquiera cien kilómetros de alameda”. El álamo, señalando el cielo, la división entre potreros, se vuelve un signo de exclamación demarcatorio del Valle Central, escribió  Gabriela.

Y agrega Pablo, complementando y refiriéndose a la ciudad y sus sectores populares: “Casita pobre:/ las gallinas que andan por el patio solo./ La madre que cose”. Dos caras del centro de Chile, lo rural y lo citadino, lo creciente y lo que debe mejorarse, el campo y la ciudad, plasmados por la palabra poética que instaura realidades nuestras.

“En Chile no nacen los dioses./ Chile es la patria de los cántaros”. Cántaros quebrados en los tambos del Norte, cántaros que cantan con el agua de la lluvia en el Sur, cántaros negros y cafés, cántaros de chicha y de agua fresca de noria que cristalina humedece las manos curtidas del arriero.

Y para Gabriela, “todo Chillán es fermento”, porque mira el mercado lleno de cuelgas de ajo, pescados ahumados, papas de ojos abiertos que miran al transeúnte asombrado, sillas de paja que esperan ser cálido soporte, mates sonoros y resistentes, manzanas rojas, verdes, amarillas, y por eso hay que ponerle, entre otras cosas, como dice Neruda “Atención al mercado,! que es mi vida”.

En el Sur, Gabriela dama por el “Padre mío patagón”, reinante en los bosques australes nerudianos mentados como “territorio verde,/pabellón del invierno,! nave! de la fragancia”.

Y añade Mistral: “Piedad para estos troncos con miradas,! esta carne con ruego,! para estos robles vivos que enlazados/ de amor, atroz, cayeron”. Allí la madera nace y muere, junto a los volcanes y los saltos de agua, en lo más austral de la semilla, y ya en el sur, Neruda pregunta: “Sabes que es verde la neblina a mediodía, en la Patagonia?”.

Y claro, porque el país de cultura extraña, como decía Gabriela, es un espectro de colores, una suma de olfatos, una multiplicación de sabores, un torbellino de sonidos, todos ellos enhebrados en la aguja portentosa que es la espuma de nieve litoral, incapaz de estar quieta ni un segundo, adversaria de la inmóvil nieve eterna de las montañas.

Así acaba Chile, más que con un rugido, con un gemido quebrado en islas como los oasis nortinos. Un país de salitreras, fuentes de soda, fiordos, gaviotas, gavillas, zapatos rotos, enumeraciones incompletas de una dura realidad.

 

Gabriela y Pablo no sólo se asombraron y fascinaron con el polifacético paisaje chileno, sino que lo recrearon con palabras, con emociones y con una tremenda imaginación verbal que se concreta en sus poemas a las distintas geografías que componen la polifonía nacional. Ambos permanecen con nosotros a lo largo del tiempo.

 **************************************************************************

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: